Con ladrillos también se construye la igualdad Fundación Vicente Ferrer

La Fundación Vicente Ferrer (FVF) es una ONG de desarrollo comprometida con la mejora de las condiciones de vida de las comunidades más desfavorecidas de la India.

A través de un programa integral que incluye los sectores de Educación, Mujeres, Sanidad, Ecología, Personas con Discapacidad y Hábitat, la FVF lucha contra la pobreza extrema y por el desarrollo de las comunidades más vulnerables de los estados de Andhra Pradesh y Telangana. Su labor llega a más de 3,6 millones de personas en 3.586 pueblos, trabajando especialmente por los derechos de las mujeres, las niñas y las personas con discapacidad. El acceso a una vivienda digna, a un sistema sanitario de calidad, y el uso correcto de los recursos naturales en una sociedad que en un 90% es agraria, son objetivo prioritario en su proyecto.

Este año se conmemoran los 50 años de la creación de la FVF así como el décimo aniversario de la muerte de su fundador, Vicente Ferrer.

Total recaudado

0€
31000€
4075€

Mi vinculación con la FVF

Yo estoy vinculada a la FVF desde hace ya algún tiempo, especialmente a su programa “De mujer a mujer” que proporciona a las mujeres la oportunidad de ocupar el lugar que les corresponde en la sociedad y que actualmente se les niega. Gracias a este programa, se han creado 8.480 sanghams , o agrupaciones de mujeres, que fomentan la solidaridad entre ellas y propician que juntas aprenden a generar soluciones y recursos económicos que han mejorado notablemente su situación, redundando en el beneficio de toda la comunidad.

Con ladrillos también se construye la igualdad

Otro de los programas fundamentales de la FVF, y que también mejora sustancialmente la situación de la mujer, es la construcción de viviendas dignas que sustituyan a las actuales pukas o chozas. La propiedad de estas viviendas se registra a nombre de la mujer, un paso más para fomentar su independencia nada fácil en un entorno patriarcal. Disponer de una vivienda sólida y en condiciones de higiene y seguridad es un requisito imprescindible para lograr la integración social de las familias en la comunidad. Además de viviendas, este programa construye también Centros Comunitarios que proporcionan espacios de cohesión y desarrollo para la comunidad; son instalaciones polivalentes y colectivas que permiten a todos y a todas la participación en la toma de decisiones y en cuestiones de desarrollo comunitario. Además, en estos centros se llevan a cabo vacunaciones, distribución de programas nutricionales, formación y programas de salud. Y cuentan también con una planta purificadora de agua para mejorar el grave problema de abastecimiento de agua potable que tiene la zona. Los Centros Comunitarios son fundamentales ya que aceleran el proceso de desarrollo de la aldea y sientan las bases para la transformación socioeconómica de las comunidades.

Mi reto

Mi reto en este viaje es conseguir el dinero suficiente para poder construir 10 viviendas y un centro comunitario, lo que se traduce en 31.000 €. Pero también se traduce en 10 familias protegidas y con una vida digna y en, como mínimo, 10 mujeres más con una vida propia.
DONA

Viajan conmigo

SUSCRÍBETE