Carretera y Marta. Bitácora de una vuelta al mundo

Soy motera desde que tengo sentido común, digamos que a los 18 años. Antes de eso, era la séptima de ocho hermanos en una casa de la calle Francisco Lozano de Madrid, en la que además de los propios de la familia vivía mi abuela, la perra y alguna que otra amistad de mis hermanas que llegó un día y, no sé cómo, se quedó a vivir. En ese contexto, los que han crecido en una familia numerosa me entenderán, el sentido común es relativamente útil, casi mejor desarrollar un buen sentido de la supervivencia que, debo reconocer, me ha sido de gran utilidad en los 55 años que llevo pateando la vida.

A mí, emprender ¡me pone como una moto! y, en consecuencia, he sido, y seguiré siendo, empresaria. Hasta la fecha, lo he sido en el ámbito de la formación y la publicidad, y en lo sucesivo, os iré contando.

Como ya habéis leído en Sobre Mí (porque lo habéis leído ¿no?) mis últimos años han sido un poco impredecibles y me han obligado a dar un buen golpe de timón para volver a encontrar el norte. Pasado el susto, ahora lo agradezco. Nuevo rumbo en mi vida y ¡gran viaje a la vista!

Mi periplo sobre ruedas

Cuando me empezó a sobrevolar la idea de embarcarme durante un tiempo en mi  moto, mi viaje tenía como único destino llegar a la India, quería visitar la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur y conocer de primera mano el proyecto De mujer a Mujer del que soy partícipe y sigo, desde la distancia, con gran interés.

Con los mapas sobre la mesa y la ruta trazada, observé las grandes dificultades que tenía llegar a la India por carretera, así que decidí buscar otra ruta para mi regreso, por el lado contrario. Finalizado el trazado de la ruta, el reto estaba servido ¡estaba dando la vuelta al mundo!

Y ya que esto se me había ido de las manos a partir de una visita a la Fundación Vicente Ferrer ¿por qué no hacer algo más que una visita? En este punto nació el propósito de aprovechar mi viaje para recaudar dinero y colaborar no solo con ellos, sino también con la Fundación de investigación CRIS contra el cáncer cuyas iniciativas son tan valiosas para que muchas personas sigamos vivas. Os hablaré más adelante de los proyectos tan bonitos que hemos configurado juntos…

¡Pues me puse a planificar! El viaje ya tiene fecha de inicio, el 14 septiembre de 2019, 37.000 Km. por delante y un año aproximado de duración.

El itinerario, como podéis ver en el mapa, queda de este modo: España, Francia, Italia, Eslovenia, Croacia, Bosnia, Serbia, Bulgaria, Turquía, Irán, Pakistán, India, Myanmar, Tailandia, Malasia, Nueva Zelanda, Chile, Perú, Ecuador, Colombia, Estados Unidos, España.

Los saltos en avión o en barco, serán los estrictamente necesarios, el resto ¡todo sobre ruedas!

Aunque lo parece, no viajo sola

Ya hace algunos meses que doy por iniciado mi viaje, comenzó el día que empecé a planificar rutas posibles sobre un mapa. Y según fui compartiendo mi propósito en diferentes ámbitos de mi vida personal y profesional empecé a tener compañía. De momento, y se siguen sumando, vienen conmigo:

  • Fundación Vicente Ferrer – Se ha sumado a la aventura trayendo esa brújula tan necesaria para el viaje.
  • Fundación de investigación CRIS contra el cáncerSe ha subido a mi moto dotando de significado a una parte de mi trayecto, y eso ¡también es gasolina!
  • MAS (Mujeres A Seguir) – ¡Se apuntaron las primeras! Son una estupenda publicación digital sobre temas de relevancia para las carreras profesionales de las mujeres.
  • Formulamoto Medio especializado en el mundo de la moto, ¡no se lo pensaba perder!
  • CosmeClinik – A estos, me los voy a llevar en la piel. Son una compañía de cosmética clínica dermatológica centrada en proporcionar cosméticos específicos para dermatología y radioncologí
  • Royal Enfield Mi mejor compañía, se ha unido al viaje proporcionándome una moto modelo Himalayan, prestándome el apoyo mecánico y la formación necesaria para sacarme de algún que otro atolladero. Dentro de mi colaboración con Royal Enfield está el poder visitar la fábrica de la marca en la India.

Y tú, ¿Qué piensas hacer? ¿también te sumas? Pues ¡Carretera y Marta!

Suscríbete al blog, lo demás ¡viene rodado!

¡Hola!

asd

Soy Marta Insausti: LA MOTERA. Mujer, 55 años, madre de 2 hijos, la séptima de ocho hermanos, madrileña, peleona, aventurera y empresaria.

Mostrando los 24 comentarios
  • Carmen Pérez de Armiñan
    Responder

    Que magnifico proyecto Marta. Disfrútalo muchísimo y yo te iré siguiendo desde Madrid.
    Un gran brazo.
    Carmen Pérez de Armiñan

    • Marta
      Responder

      ¡Gracias Carmen!
      ¡Feliz de que me acompañes!
      Un abrazo,
      Marta

  • andres bengoa fernandez
    Responder

    mucha suerte y ánimo.
    andrés
    ciudad real

    • Marta
      Responder

      ¡Gracias Andrés!
      ¡Nos vemos en la carretera!

  • Fernando R de la Sota Rigo
    Responder

    Feliz viaje Marta
    .Que tu viaje sea una experiencia maravillosa. Donde todos los que deseamos cosas similares podamos refejarnos y aprender de tu valentía
    Un Abrazo Grande y a rodar con tranquilidad y armonía ☯🏍🏍🗼

    • Marta
      Responder

      Gracias Fernando,
      Iré tranquila, para saborearlo y poder transmitirtelo…
      Un abrazo,
      Marta

      • Begoña
        Responder

        Menudo viaje chulo Marta!!! Y sobre todo el fin que tiene incluso a nivel personal.

        El destino ha querido verte preparando la moto y ser conocedora de tu proyecto. Te seguiré, sin duda. Eres muy muy valiente!!!

        • Marta
          Responder

          ¡Gracias Begoña!
          Me encanta que me sigas y compartas conmigo este viaje.
          ¡Nos vemos a la vuelta!
          Un abrazo,
          Marta

  • Vicente el docente
    Responder

    No sabes la envidia que me das, emprender semejante aventura es verdaderamente una experiencia única y especial.
    Como dices en el artículo, «Me gusta pensar que, aunque viajo sola, estáis todos conmigo en la carretera», efectivamente, estamos contigo y esperando que nos cuentes día a día lo que vas viviendo.
    Muchísima suerte, Marta.
    Vicente el docente.

    • Marta
      Responder

      Gracias Vicente,
      Estoy feliz de que seais tantos conmigo en la carretera…
      ¡Así da gusto viajar!

  • Roberto Peregrin
    Responder

    Un viaje fantástico! Disfruta de la experiencia y comparte para que podamos seguirte! Supongo que tienes buena información de los países que vas a recorrer, pero si necesitas ayuda, me dices.
    Buen viaje!

    • Marta
      Responder

      ¡Gracias Roberto!
      Sí, he procurado documentarme bastante antes de coger carretera; pero no te digo que no a tu ayuda.
      Te contactaré de alguna manera.
      Gracias por sumarte a esta aventura.
      ¡Nos vemos en la carretera!

  • Nekane
    Responder

    Desde san sebastian otra motera que te va seguir
    No te puedes imaginar la envidia que me das, cono me gustaria estar acompañandote en esa aventura
    No dudes que un monton de moteras te estaremos acompañando en tu aventura
    Un fuerte abrazo y gasss✌️

    • Marta
      Responder

      ¡Gracias Nekane!
      Me encanta que me sigan más mujeres moteras…¡Espero estar a la altura de todas vosotras!
      No me extraña que te de envidia, estoy disfrutando muchísimo 🙂
      ¡Le doy gas! ¡Nos vemos en la carretera!
      Un abrazo,
      Marta

  • Antonio
    Responder

    Lo que nos mueve a los viajeros a hacer estos grandes viajes es algo inexplicable para muchos y compartido por él resto,pero lo que nos lleva a emprenderlos es VIVIR, vivir con MAYÚSCULAS.
    Te seguimos desde Elche,adelante Marta animó,estamos contigo.

    • Marta
      Responder

      Efectivamente Antonio, intentar vivir como uno quiere es una aventura que siempre merece la pena.
      ¡Gracias por viajar conmigo!
      Ilicitanos ¡a la carretera!
      Un abrazo,
      Marta

  • Marijose
    Responder

    Ayer nuestra sobrina Irene nos comentó en Pamplona tu proyecto. Que envidia me diste aunque yo no sea motera!!!!
    Mucha suerte en esta gran aventura. Que te vaya todo muy bien. Seguiré tus pasos por el mundo.
    Un saludo:

    Marijose, tía de Irene

    • Marta
      Responder

      Hola Marijose, tía de Irene 🙂
      ¡Gracias por acompañarme!
      ¡Nos vemos en la carretera!
      Un abrazo.

  • Loreto Martínez
    Responder

    Querida Marta,

    ayer me enteré de tu proyecto, me tienes impresionada! ten por seguro que te seguiré día a día. Cuídate muchísimo! Eres una valiente…
    Un beso enorme, Loreto

    • Marta
      Responder

      Hola Lore, encantada de que te vengas conmigo aunque sea virtualmente.
      Muchos besos desde Sofía.

  • Alvaro Sánchez Martínez-Gabilán
    Responder

    ¡Hola Motera!

    Aunque con retraso, te he seguido los pasos, mejor dicho, los rodajes.
    Siempre te he considerado admirable por tu tenacidad, capacidad y como ser humano. En esta ‘aventura’ te superas, ¡eres Inmensa!
    Gracias por tus entradas en el Blog, creo que todos los que las leemos tenemos la sensación de viajar contigo, que sepas que nos tienes a tu lado. Me encanta como ilustras con tus palabras, y todo bien sazonado de cultura y emociones.
    La experiencia del viaje a Kraljevo es una buena muestra de cómo superas las adversidades, mucho ánimo con el envidiable recorrido que queda por delante.
    Un abrazo.
    Alvaro SMG

    • Marta
      Responder

      Alvaro que alegría, gracias por tus alagos. Pues ya verás cuando os cuente mi transito por Baluchistan del cual ya me he recuperado fisicamente pero me ha dejado tocada emocionalmente.
      Me gusta mucho del viaje que todo va sucediendo poco a poco. Cuando viajas en avión, llegas al culo del mundo ves los monumentos, pruebas la comida y te vuelves pero viajar de esta forma te permite ver el cambio progresivo según avanzas por los paises, ves como va cambiando la comida, la forma de vertir, las facciones de las personas, la música, los olores, la forma de vida y entiendes mucho más todo, nunca hay un salto brusco. Es muy curioso ver como casi todos los paises se llevan mal con sus vecinos y luego compruebas que tienen muchas más cosas que les unen que las que les separan.
      Es genial la gente que conoces por el camino, otros viajeros que te encuentras tramitando visados o en las fronteras, enseguida haces piña e intercambias información.
      Seguimos en contacto, yo feliz de saber que vienes conmigo.
      Besos mil.
      Un beso muy fuerte y cuídate mucho.

  • Pablo
    Responder

    Hola, Marta , hoy te he escuchado en la radio, e visto tus fotos y me ha dado envidia de poder volar como un pajaro y dejar todo atras por una noble causa. Yo soy tambien un viajero como tu y lo que haces es muy grande, vive la vida ahora que puedes y deja atras todos los ratos malos que pasaste.
    Quiero ser un acompañante mas de tu viaje para que no te sientas sola y te doy toda mi fuerza para que
    consigas tu objetivo.
    Buena ruta y feliz Navidad , espero que nos cuentes de tus aventuras en el blog y a la vuelta en Madrid.
    Un abrazo Pablo

    • Marta
      Responder

      Muchas gracias Pablo.
      ¡Genial!¡Un viajero más! Ni te imaginas lo acompañada que me siento.
      Seguiré contando cuando la carretera me lo permita… y, por supuesto, a mi regreso.
      Un abrazo enorme y ¡seguimos con la vuelta al mundo! 🙂
      ¡Feliz Navidad para ti también!

Deja un comentario

Viajan conmigo

SUSCRÍBETE